Skip to content

TRABAJAR DESDE CASA SÍ…PERO ¡¡TRABAJAR!!

Es la primera vez que la situación nos ha obligado a la gran mayoría a trabajar desde casa…

Y por ello, los menos acostumbrados han buscado artículos y han hecho búsquedas para encontrar buenas prácticas y consejos que les permitan sacar el máximo partido al tiempo y ser igual de productivos en un entorno conocido, pero extraño desde el punto de vista laboral.

Sin duda, podemos decir que cuando se trata de trabajar desde casa, no existe una fórmula mágica «única para todos» que garantice el éxito.

En este pequeño texto recojo algunos consejos para no perder la concentración y seguir siendo eficientes desde nuestras casas.

CONSEJOS:

Lo primero que deberías hacer es identificar qué es lo mejor para mi. ¿Cómo trabajas? ¿Qué necesitas para ser productivo? ¿Cómo me siento cómodo? ¿Tal vez te gusta la música de fondo? ¿ O trabajar en un espacio abierto?…o tal vez necesitas mucho silencio y un espacio cerrado para concentrarte? Igual tener cerca y visible la Tv no te ayuda si eres de los que se engancha a las maratones de series y estas a punto de terminar “ la casa de papel”!!

 ¡Tómate el tiempo para analizar tu entorno de trabajo ideal, eliminar los placeres culpables y, a partir de ahí, dar vida a tu espacio de trabajo!

  • ¡Designa un área que sea tu «escritorio» y configura tu vida a su alrededor! Conviertelo en un espacio de trabajo confortable que reúna los requisitos y complementos que generalmente tienes y usas en la oficina.
  • ¡Haz tu mejor esfuerzo para trabajar solo en esta ubicación ! No acudas a las áreas de tu casa en las que sabes que no vas a funcionar bien. Durante un día normal en la oficina que no tienes acceso a tu cómoda cama, sillón o sofa con cheslong…que por más bandeja de apoyo que tengas, sabes de sobra que no te va a incitar a dar lo mejor de tí.
  • ¡Evita usar el mismo espacio de trabajo que has escogido y preparado para otros temas de uso personal en horas libres ! Tu cerebro debería estar algo programado para pensar en este espacio como tu oficina y que cuando estás aquí, estás en modo de trabajo. Esto puede ser especialmente difícil si vives en un apartamento pequeño o compartido con espacio limitado. En esas situaciones, busca una caja o una bolsa para guardar todas las cosas de su escritorio cuando no lo estés usando: levántese unos minutos antes y configure su escritorio todos los días y luego, cuando termine el día, empaquetalo de nuevo.

¿QUE OTRAS COSAS SON ÚTILES…?

Tómate un momento para  establecer algunas reglas básicas.  Los niños, las parejas, los compañeros de habitación e incluso los padres podrían verse involucrados en función de dónde trabajes de forma remota. Si compartes espacio con alguien, habla con ellos para que entiendan que estar en casa no significa que puedas prestarles toda su atención.

Existe una buena posibilidad de que tus amigos de cuarentena estén trabajando desde casa o realizando alguna clase o curso virtual también, por lo que contar con un plan para tareas, comidas y actividades cotidianas ayudará a todos a maximizar tu tiempo.

Comienza a planificar tus comidas y cenas con anticipación. Al estar en casa, su cocina comenzará a llamarlo. Para evitar los tentempiés todo el día, prepárate un menú para la semana que te ayude a reducir los descansos no deseados en el trabajo (y hábitos no deseados no saludables, especialmente porque es posible que no tengas practicamente oportunidad de moverte durante el día).

¡No engañes a tus compañeros de trabajo ! Cualquiera que sea la forma de comunicación que estas utilizando,mantente atento a sus mensajes y responde a ellos lo más rápido posible. Toma la iniciativa y comunícate con tus responsables de manera proactiva durante todo el día. También debes notificar a tu resposnable o compañeros de equipo si te vas a tomar un descanso o un almuerzo.

Llama a tus colegas. No solo dependas de la mensajería instantánea o el correo electrónico para comunicarte. Con la comunicación digital, se puede perder el contexto y una llamada telefónica tradicional o un video chat te ayudarán a comunicarte de manera efectiva. Trabajar desde casa también puede hacer que te sientas aislado, así que asegúrate de estar realmente conectado y comprometido con tu equipo, ¡beneficiará a todos!

Si REALMENTE no puedes mantenerte concentrado, prueba estos consejos rápidos:

  • Despierta cada mañana y vístete completamente, como lo harías si fueras a la oficina (incluidos los zapatos).
  • ¡Restablece tu mente! Haz unos minutos de meditación o encuentra algún video online de entrenamiento de 15 minutos.
  • Establece una rutina cuando inicies y cierres sesión, para darte la señal a ti mismo del marco de tiempo de la jornada laboral. Puede ser tan simple como preparar el café matutino o ponerte una alerta para saber que llega el momento de la videollamada familiar.
  • Hazte un registro de tareas para cada día. ¡Desglosa todo lo que puedas las tareas para que puedas mantener la organización y el enfoque en cada momento!
Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies