Skip to content

No vendas lo que no eres

No vendas lo que no eres

¡No vendas lo que no eres! Marca la diferencia con la calidad y seguridad que ofrece un HEADHUNTER.

Qué bonito queda en las empresas transmitir esos mensajes de…»nosotros creemos en ti» «Las personas son nuestro mayor activo». Yo siempre digo, «dime cómo seleccionas y te diré cómo eres»

Y es que después de tantos “yo creo en las personas” o “buscamos motivación, creatividad y trabajo en equipo por encima de todo” , lo que te encuentras a menudo es un “pero por qué hay que pagar tanto? « o “voy a reubicar el talento interno, para arreglar un roto con un descosido” o peor! “Voy a ver si el primo del Director Financiero encaja en esta posición…total, acaba de graduarse y al menos nos sale barato y tenemos al CEO contento.”…

Cuesta creerse tanta declaración de principios.

Si realmente las empresas se creyeran que el talento -los empleados- son su mayor activo, invertirían recursos, delegarían en profesionales para asegurarse que lo que están haciendo es lo mejor. Que de verdad están fichando al candidato más adecuado para cada posición y para sus necesidades reales.

Si realmente las empresas hicieran bien sus números, sabrían que contratar un buen headhunter les ahorra mucho dinero en realidad! además del tiempo invertido de Directores y Gerentes con poca o ninguna experiencia en selección, (que se traduce en mucho dinero también) y costes mayores que se generan posteriormente, que conllevan gastos mucho más elevados de los que cuesta un proceso de selección…creedme.

¿Cuál es el coste de una mala contratación?

Se ha estudiado mucho acerca de los costes que puede suponer una mala contratación, pero lo cierto es que es muy difícil cuantificarlos. Algunos estudios hablan de que una mala contratación puede costar hasta 2 veces el salario anual de un empleado.

Además, cuando hablamos de costes de una mala contratación, no solo nos referimos a los económicos, los costes laborales, en lo que a ambiente laboral o relaciones entre empleados se refiere, se pueden ver afectados cuando no se realiza una selección como toca. Todos estos fallos pueden traducirse en un mal funcionamiento de la compañía, decisiones mal tomadas, impacto en las ventas o en el servicio, así como en la imagen de la empresa… y por lo tanto en una pérdida de oportunidades de negocio, que frenarán el crecimiento de la misma.

Viéndolo así, y quizá si intentamos cambiar por un momento nuestra mentalidad de “Pobrusos”, por más grandes empresarios que seamos… nos planteamos de otra manera el tema de contar con un profesional de selección, ¿no?

Claro está que no todo es la marca de la Super Consultora que contrates, ni la imagen que genere en el mercado…Aquí el PRODUCTO que compras es el CONSULTOR que está detrás de cada proceso de selección…la persona que ha entendido a la perfección tanto las necesidades de tu empresa, como tu cultura, el puesto real que necesitas y es capaz de encontrar al candidato que encaje con todo eso y que además vaya a ser feliz con lo que le ofreces y lo que le espera dentro.

Acabo con algunos de los muchos beneficios que podemos ofrecer…

Beneficios de contratar un HEADHUNTER:

El headhunter es un especialista en reclutamiento de personal y búsqueda de talento, por lo que delegar en este profesional la fase de búsqueda y selección de nuevos trabajadores conlleva los siguientes beneficios para la compañía:

  1. Eficiencia. Al estar plenamente familiarizados con los canales, métodos y procesos de selección de personal, ofrecen una alta rapidez a la hora de llevar a cabo el sondeo del mercado de trabajo, tanto genérico como de algún campo específico, facilitando perfiles adecuados para cualquier oferta laboral y evitando errores comunes en la contratación.
  2. Alcance. Dada su experiencia y red de contactos, el headhunter puede acceder a un número mucho más amplio de perfiles con potencial para el puesto en cuestión que el equipo interno de la organización.
  3. Comodidad. El experto se encarga de todo el proceso (sondeo, contacto, publicación, filtrado, preselección, entrevistas, seguimiento, venta de proyecto…), proporcionando a la empresa un listado breve de posibles candidatos sobre los que tomar una decisión final, lo que supone un gran ahorro de esfuerzo y tiempo por parte de la compañía.
  4. Facilitador. Su especialización les permite aplicar técnicas y métodos rigurosos en la búsqueda y selección, además de asegurar una orientación a personas que hace que el candidato se sienta más cómodo y confiado para dar el paso. Acompañamiento contínuo.
  5. Imparcialidad. Los vínculos personales de los miembros del departamento de Recursos Humanos de la empresa pueden interferir en los procesos de promoción interna. En cambio, el headhunter actuará con mayor objetividad a la hora de seleccionar perfiles entre los miembros de la plantilla. Además, también está ajeno a posibles compromisos externos de la dirección.
  6. Confidencialidad. El headhunter desarrolla su actividad bajo una estricta política de confidencialidad, pudiendo mantener en el anonimato a la empresa que está buscando personal. De este modo, este profesional también tiene la capacidad de contactar con profesionales en activo de otras compañías sin que se desvele quién es la ofertante.
  7. Costes. Acertar con el perfil seleccionado puede ahorrar a la empresa grandes costes de formación o nueva contratación, si no se consigue adaptar el empleado a la compañía, por no hablar de los beneficios a nivel de innovación y productividad que puede aportar un profesional si es adecuado para el puesto.
  8. Garantía. Es también habitual que estos profesionales de la selección de personal ofrezcan ciertas garantías sobre su proceso al cliente, como realizar una segunda fase de forma gratuita en el caso de que, en un plazo razonable, el primer candidato elegido no se adapte al puesto.
  9. Vanguardia. Un buen headhunter no solo estará a la última sobre su campo de actividad, sino que también conocerá cuáles son las tendencias del mercado en relación a ciertos puestos estratégicos, una información que resulta muy valiosa para la compañía.  Contamos de alguna manera con un servicio de Consultoría estratégica gratis.
  10. Compatibilización. En cualquier caso, los departamentos de Recursos Humanos y las empresas de headhunting no tienen por qué trabajar de modo aislado; en muchas ocasiones, ambos se pueden coordinar entre sí, de modo que las segundas ofrecen un asesoramiento externo y los primeros se encargan de la ejecución.
Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies